Alguien distante, de Dorothy Whipple

viernes, 9 de agosto de 2019

Alguien distante
Autora: Dorothy Whipple
Traductor: Diego Pereda
Editorial: Palabra
ISBN: 9788490618615
Páginas: 429
 Esta novela, publicada a comienzos de los años 50 y poseedora del encanto de la época, sigue resultando de gran interés en la actualidad. Sus personajes, magistralmente retratados, parecen reales, y los sentimientos que experimentan nunca pasan de moda.

Alguien distante es la historia de una familia feliz de clase media. Avery es un atractivo editor, Ellen disfruta de la jardinería y del cuidado de la familia. Tienen dos hijos maravillosos. Pero una serie de circunstancias ponen en juego el matrimonio, la confianza y los lazos familiares. ¿Alguno de ellos es realmente culpable de lo que sucede?

Nuestras vidas están conectadas. Nuestras acciones pueden afectar la vida de personas que están a cientos o miles de kilómetros de distancia a las que nunca conoceremos. (Sinopsis de la editorial)

A pesar de que nuestras reseñas se publiquen últimamente más espaciadas en el blog, las lecturas de Rustis y Mustis nunca se detienen, y menos durante el verano, que es la época en la que podemos sacar bastante más tiempo para leer.
Y no sé por qué, pero para mí el verano desde hace ya unos años está siendo un período en el que descubrir escritoras que rápidamente se incorporan a mi lista de autoras a las que no quiero perder de vista. En esta ocasión me ha sucedido con Dorothy Whipple, pero otros veranos han sido Barbara Pym o Elizabeth Taylor (y esperemos que me siga sucediendo muchos años más).

Alguien distante nos llegó gracias a "Masa crítica" de Babelio, y a la editorial Palabra. Dorothy Whipple nos cuenta en su novela la historia de cómo un matrimonio feliz se rompe debido a un adulterio. Avery North es el marido, un hombre encantador, que trabaja como editor y que adora a su esposa Ellen. Ellen es una mujer sencilla, que es feliz cuidando de su casa y de sus hijos. Pero todo esto va a cambiar cuando la madre de Avery, una vieja gruñona y cascarrabias, decide traerse a su casa a una joven francesa para que la ayude a recordar el idioma y le haga compañía.

Dorothy Whipple

Por supuesto, aquí es cuando se produce el conflicto. Porque Louise, la joven francesa, es un personaje retorcido (pocos recuerdo últimamente que me hayan resultado tan repulsivos como ella) y no parará hasta conseguir sus objetivos. Despechada porque su amante francés la ha dejado para casarse con una chica de alta posición social como él, Louise decide vengarse tomando como víctima a Avery. No es que la trama sea especialmente ágil o que tenga muchos giros. En realidad es una historia sencilla y lo que realmente cuenta en esta novela es ver la evolución de los personajes, cómo cada uno de ellos se va adaptando a lo que les toca vivir.

Tal vez en nuestros días nos resulten un poco extrañas algunas de sus reacciones; al fin y al cabo, para nosotros un proceso de divorcio es un trámite que no tiene nada de extraño y que está totalmente aceptado en nuestra sociedad. Sin embargo, en la época en la que se sitúa la novela, un divorcio era un escándalo, y con este libro vemos muy bien cuál era la situación en la que se quedaban las esposas, sin medios para subsistir y prácticamente repudiadas por la sociedad. Hay que tener también en cuenta que hay un importante componente religioso en esta historia (la familia North es muy creyente) que hace aún más desesperante su situación.

Me ha gustado mucho cómo toda la historia se desencadena a causa de ese "Alguien distante", un personaje que ni siquiera sabe de la existencia de la familia North pero que es quien hace que el conflicto explote (también lo podríamos llamar "efecto mariposa").

En definitiva, Dorothy Whipple es mi escritora del verano del 2019. Hasta ahora sólo la conocía por mediación de varias youtubers de habla inglesa que la adoraban gracias a que la editorial Persephone había publicado varias de sus novelas. En este momento ya soy de su club de fans; ignoro si tiene más obras publicadas en español, pero si no es así, tal vez tendré que conseguir algunos de estos Persephone, porque estoy segura de que valdría la pena.










Nada que ver conmigo, de Janice Galloway

viernes, 29 de marzo de 2019

Nada que ver conmigo
Autora: Janice Galloway
Traductora: Irene Oliva Luque
Editorial: Gatopardo
ISBN: 9788417109592
Páginas: 333



Janice Galloway cuenta en Nada que ver conmigo la historia de su infancia, el mundo en el que las palabras y la música eran para ella secretos felices y la vida familiar oscilaba entre la absurdidad y la desintegración. Con un padre borracho, una madre leal y una hermana mayor perversa y dominante, Galloway creció con los ojos bien abiertos y la boca cerrada.

En este libro sombríamente divertido, la autora evoca la esperanza y la confusión de la niñez, y describe cómo, poco a poco, una incipiente furia insospechada empuja a una niña callada a encontrar su voz y su lugar en el mundo. (Sinopsis de la editorial)


Nada que ver conmigo es la autobiografía de la escritora Janice Galloway, desde que era muy pequeña hasta el comienzo de su adolescencia. Yo no conocía este libro, ni siquiera a la escritora, hasta que fue publicado por la editorial Gatopardo. Como ya he leído varios libros de la editorial y nunca me decepcionan, decidí darle a esta novela una oportunidad.

Me ha gustado mucho cómo Galloway lleva a cabo su autobiografía: no lo hace desde el punto de vista de la escritora adulta, sino que nos cuenta las cosas que le sucedían desde los ojos de la niña que fue. Aunque el ritmo del libro es pausado y se nos va desgranando poco a poco el día a día de esta familia a través de los años, lo que nos cuenta la autora no es precisamente una historia feliz. Janice y su madre tienen que huir, al principio del libro, de la vivienda familiar, debido a los malos tratos de su padre. Cuando ya están instaladas en una pequeña casa y su vida es más o menos estable aparece la hija mayor, Cora, que se queda a vivir con ellas tras abandonar a su marido y a su hijo, y sume sus vidas en un huracán continuo.

El personaje de Cora merece una mención especial. Hacía tiempo que no leía sobre un personaje tan odioso en una novela. Cora es egoísta, violenta, caprichosa, y cada vez que hace su aparición en la historia se intuye que va a tener una de sus explosiones de ira y arremeterá contra quien tenga enfrente, que además suele ser, por desgracia, su hermana Janice. Janice admira y teme a su hermana a partes iguales, con lo que los arranques de Cora contra ella le duelen aún más.

Janice Galloway
Con este panorama familiar, la autora se describe a sí misma como una niña tímida y callada, que intenta pasar lo más desapercibida posible tanto en el colegio como en casa, porque sabe que de esa manera es más fácil esquivar los enfados de los demás. A pesar de que el libro no está exento de un cierto humor irónico, la infancia de la autora fue triste, y el que esté contada de forma que leemos lo que sentía esa niña, sentimientos que ni siquiera podía expresar abiertamente, hizo que empatizara muchísimo con ella y también sufriese con lo que le sucedía.

Pero también en el libro se ve que Janice tenía sus válvulas de escape, y éstas eran los libros y la música. La niña se refugia en los libros que saca de la biblioteca para adentrarse en unos mundos que no son el suyo, y le sirven para evadirse de la realidad. Además su amor por la música está presente en todo momento, con ese deseo de un piano que continuamente ve a través de un escaparate; un amor que ni siquiera la profesora de música más inepta puede frenar (las vivencias en el colegio también distan mucho de ser agradables).

Además de contar la vida de todos estos personajes, en la novela tiene mucha importancia el entorno en el que se desarrolla la acción: un pueblo de Escocia del que Galloway describe con detalle sus calles, sus barrios, sus casas, haciendo que comprendamos mejor cómo era la vida de la familia Galloway en aquella época.

Si os gustan las autobiografías, Nada que ver conmigo es más que recomendable. Es un libro valiente y sincero en el que la escritora contempla desde su madurez una infancia complicada, y que supongo que le sirvió, con la distancia de los años, como medio para comprender mejor esa etapa de su vida.





Adiós a Cinecittá, de Julián Comas

miércoles, 6 de febrero de 2019

Adiós a Cinecittá
Autor: Julián Comas
Editorial: Ediciones B
ISBN: 9788466663038
Páginas: 400


Roma, 2017. Un periodista experto en cine llega a la capital italiana para escribir un reportaje sobre el cierre de la mítica Cinecittà, el lugar donde Fellini y De Sica rodaron algunas de sus obras maestras. Allí conoce a Gino, un anciano que ha trabajado toda su vida en los estudios y que le empieza a contar sus recuerdos del turbulento rodaje de Adiós a las armas.
Roma, 1957. La acción retrocede a los primeros días del rodaje, cuando John Huston deja en la estacada al todopoderoso y tiránico productor David O. Selznick. Mientras el director Charles Vidor viaja desde Nueva York para hacerse cargo de la película, Jennifer Jones ve en el filme la última oportunidad de relanzar su carrera y Rock Hudson vive un apasionado romance con un joven italiano cuando sale del plató.
Mientras tanto, el joven Gino -el mismo que seis décadas más tarde narrará su historia al periodista- se enamora de una de las chicas del departamento de vestuario. Así, el lector vivirá al mismo tiempo las peripecias de las estrellas de Hollywood que se han instalado en Roma para el rodaje y el día a día de los trabajadores de a pie, el verdadero alma de Cinecittà (Sinopsis de la editorial)

Hacía ya bastante tiempo que tenía Adiós a Cinecittá en mi estantería y no sé por qué aún no la había leído, ya que una novela en la que el cine ocupa un lugar tan importante tenía todas las posibilidades de que me fuera a gustar.

Por fin, a principios de año, decidí que ya era hora de ponerme con ella, y he de decir que fue una buena decisión. El libro comienza con un periodista español que, en 2017, se traslada a los estudios de Cinecittá para hacer un reportaje antes de que éstos sean cerrados para siempre. Mientras curiosea por las instalaciones conoce a un anciano, Gino, con el que pronto coge confianza. Gino empezará entonces a contarle una historia sucedida muchos años atrás, en 1957, durante el rodaje de Adiós a las armas. Y es que, por supuesto, Gino había participado en dicho rodaje.

Éste es el punto de partida de una novela que nos muestra un indiscutible amor por el cine. Yo no conocía a su autor, pero investigando un poco descubrí que Julián Comas es el seudónimo que Jordi Solé i Comas utilizó para escribirla, y así pude entender mejor esta pasión, ya que el escritor y periodista ha colaborado en muchos medios cinematográficos, entre ellos la revista Fotogramas.

Me ha encantado la primera parte de la historia. Cuando Gino comienza a contarla nos sumergimos en la Roma de los años 50, en la época en la que Cinecittá era un gran centro cinematográfico en el que se grababan muchísimas películas. A través de sus explicaciones podemos conocer cómo eran esos rodajes al detalle, como si nosotros estuviéramos allí, cosa que para una amante del cine es una delicia. Pero Gino se centra especialmente en uno de esos rodajes, el de Adiós a las armas, que no fue precisamente poco accidentado.

Julián Comas

Cada capítulo se va centrando en diferentes personajes. Unos son anónimos, como el propio Gino o las dos chicas entre las que se debate: Cinnia, una sensata italiana que trabaja en el departamento de vestuario de los estudios, y Kate, la secretaria americana de un alto cargo durante el rodaje, que deja a Gino impresionado por su belleza. Y otros son famosos: actores, directores,.. de sobra conocidos por los lectores. Estas partes me gustaban especialmente; el seguir a Rock Hudson en sus conquistas italianas, ver cómo David O. Selznick estaba obsesionado por su trabajo y atosigaba a sus subordinados, o qué sucedía con su esposa Jennifer Jones, protagonista de la película a pesar de que su edad no correspondía con el personaje, con Vittorio de Sicca o el director suplente de la película, Charles Vidor, eran un placer para mí.

Hacia la mitad de la novela la historia da un giro y la acción aumenta. En ese momento ocurre un hecho delictivo que hace que el rodaje se detenga y que se precipiten una serie de acontecimientos que afectan a prácticamente todos los personajes. A pesar de que esta segunda mitad también me gustó bastante, adivinaréis por lo que dicho antes que fue con la primera con la que mejor me lo pasé y la que leí con más gusto. Sé que seguramente la historia necesitaba algo más de movimiento, pero ¡yo estaba tan a gusto tan sólo disfrutando del rodaje...!

No puedo dejar de pasar una de las pocas cosas que no me gustó en este libro. No sé por qué el autor intercala en numerosos momentos frases en italiano, cuando el lector, a pesar de estar leyendo en español, sabe perfectamente que los personajes italianos estarían hablándolo todo en su propio idioma. De ahí que yo no comprenda el porqué de meter tantas frases italianas de esta manera, ya que en vez de sumergirme más en la historia (como creo que podría ser el motivo) a mí conseguían sacarme un poco de quicio).

A pesar de este pequeño detalle, no sé por qué no he oído hablar más sobre Adiós a Cinecittá. Creo que en su momento pasó bastante desapercibida y no debería haber sido así porque es una novela muy disfrutable. Sobre todo si además de lectores sois amantes del cine, ésta es una lectura que vais a devorar. 




Mi recomendación en esta ocasión no podía ser otra que la película sobre cuyo rodaje se trata en Adiós a Cinecittá. Dirigida por Charles Vidor y protagonizada por Jennifer Jones y Rock Hudson, yo también apunto Adiós a las armas en mi lista porque no la he visto y tras leer el libro me apetece muchísimo hacerlo.






No es mío, de Susi Fox

lunes, 4 de febrero de 2019

No es mío
Autora: Susi Fox
Traductora: María del Mar López Gil
Editorial: Suma de letras
ISBN: 9788491292357
Páginas: 392
Un adictivo thriller sobre el amor, la traición y la desesperada búsqueda de una madre por descubrir la verdad... antes de que sea demasiado tarde.
Te despiertas tras una cesárea de urgencia, desesperada por ver a tu hijo. Pero cuando te lo enseñan, simplemente lo sabes...
Ese bebé no es tuyo.
Nadie te cree.
Ni los enfermeros ni tu padre ni tu marido.
Dicen que estás confusa, que deliras.
Que resultas peligrosa.

Pero eres médica. Y sabes lo fácil que es cometer errores.
¿Confías en tu instinto?
Porque hay una cosa que tienes clara por encima de todo.
Debes encontrar a tu bebé. (Sinopsis de la editorial)


Cuando leí la sinopsis de No es mío, pensé que era la novela que podría engancharme en un período de una cierta crisis lectora. Una mujer que acaba de ser madre y que dice que el bebé que le presentan como suyo no lo es... Vamos, que tenía todas las papeletas para ser una lectura ágil y muy entretenida.

No es mío empieza muy bien. La protagonista, Sasha, nos cuenta en primera persona la pesadilla que está viviendo. Ha tenido a su bebé mediante una cesárea de urgencia, pero la que creía que sería una niña es ahora un niño que ella insiste en que no es el suyo. Intercalados con los capítulos en los que nos habla Sasha, están los de su marido Mark, con lo que tenemos dos puntos de vista de lo que está sucediendo.

La novela pretende transmitirnos la angustia de Sasha por demostrar que ese bebé que está en la incubadora no es el suyo, y a veces llegamos a pensar que está sufriendo algún tipo de psicosis postparto y que no puede admitir la realidad. He de decir que al principio sí que sentí esa angustia, pero a medida que el libro avanza se convierte en una sucesión de idas y venidas de Sasha desde el pabellón psiquiátrico en el que está ingresada hasta el lugar donde se encuentra su hijo Toby, y todo comenzó a hacérseme muy repetitivo. Tal vez esto es así porque la autora quería que sintiésemos esa angustia, pero a mí me produjo el efecto contrario: cada vez iba perdiendo más el interés.

Susi Fox

También en un principio me gustaba lo que los capítulos que narra Mark aportaban a la historia. El marido de Sasha iba desgranando aspectos de su vida anterior como pareja, e incluso de su infancia. Sin embargo, cuando todo va encajando me pareció que estos datos no aportaban demasiado a la resolución de la historia, y que estaban metidos un poco a calzador para añadir más detalles escabrosos, sin más.

A pesar de que me acabé el libro no puedo decir que haya sido una lectura especialmente adictiva, porque a mí, como ya he dicho antes, se me iba haciendo cada vez más tediosa. Sin embargo, necesitaba saber cuál iba a ser el final. Y éste fue lo que menos me convenció de todo: es cierto que un final impactante es lo que esperas muchas veces en un thriller, pero cuando el impacto es tan exagerado como en No es mío, lo que se consigue es que no sea creíble (o al menos para mí dista mucho de serlo).

En resumen, No es mío es una novela de lectura fácil, que promete mucho más de lo que da y que creo que se olvida igual de rápido que se lee. 



La muerte de la mariposa, de Pietro Citati

lunes, 5 de noviembre de 2018

La muerte de la mariposa
Autor: Pietro Citati
Traductora: Teresa Clavel
Editorial: Gatopardo
ISBN: 9788494642531
Páginas: 104


En La muerte de la mariposa, Pietro Citati construye con absoluta precisión el esplendor y la caída de una de las parejas más exitosas y envidiadas del Hollywood de la década de los treinta: el escritor Francis Scott Fitzgerald y su esposa Zelda Sayre. La gran complicidad de su relación fue un vínculo que duró toda la vida, pese al alcoholismo de él y la locura de ella, que, afectada de esquizofrenia, pasó la mayor parte de sus días recluida en clínicas psiquiátricas. «No hay nada sobre nuestros pies», escribió Fitzgerald cuando su relación con Zelda amenazaba con romperse en pedazos. (Sinopsis de la editorial)

Pietro Citati es un reputado escritor italiano que ha escrito las biografías de, entre otros, Kafka o Tolstói. En el caso de La muerte de la mariposa, nos cuenta la vida de Scott y Zelda Fitzgerald, desde la época en la que se conocieron hasta el final de sus vidas.

Fitzgerald es uno de esos autores que siempre he querido leer y que no sé por qué motivo aún no lo he hecho. El gran Gatsby o Suave es la noche me llaman muchísimo, pero al surgirme la oportunidad de leer este libro de Gatopardo no lo dudé, y me estrené antes con la biografía del autor que con una de sus novelas.

Para mí los libros de Gatopardo son siempre una garantía de éxito. Aún no he leído nada de esta editorial que no me haya dejado, por lo menos, un buen sabor de boca, y La muerte de la mariposa no ha sido la excepción. Este libro no es una biografía al uso, un grueso volumen lleno de datos y fechas. Lo que Citati ha construido es un pequeño relato de apenas cien páginas (yo lo leí en una sola tarde), con capítulos cortos en los que nos va mostrando pinceladas de la vida de los Fitzgerald.

Zelda y Scott Fitzgerald

A pesar de que es tan cortito, está escrito con una bella prosa, y Citati muestra un gran cariño por los personajes que nos está retratando. El resultado, en mi caso, fue que acabé con la impresión de conocer mejor a Scott y a Zelda que si me hubiese leído una biografía de mil páginas. Resulta bastante impresionante leer esta historia de amor, que comenzó como un cuento de hadas y fue derivando más bien hacia una pesadilla, en la que el alcoholismo de Scott y la esquizofrenia de Zelda fueron convirtiendo la relación en un volcán siempre a punto de explotar.

En este libro, además, podemos disfrutar con las descripciones de cómo era esa época, los años 20 y 30 en los Estados Unidos, que nos hacen comprender mejor cómo fue la vida de la pareja protagonista. No dejéis pasar la oportunidad de leer esta biografía, porque no os llevará más de dos horas de vuestro tiempo pero os dejará la grata sensación de conocer mucho mejor a una pareja tan especial.



Como últimamente me sucede, aprovecho la recomendación que os hago para hacérmela también a mí misma. En este caso se trata de la serie Z: The beginning of everything, disponible en Amazon Prime, y con Christina Ricci haciendo el papel de Zelda, la considerada como "primera flapper de Estados Unidos".



Santa Template by Mery's Notebook © 2014