Mundo Sueño I. La oniromarca secreta, de Pilar Pascual

jueves, 18 de mayo de 2017

Mundo Sueño I. La oniromarca secreta
Autora: Pilar Pascual
Editorial: Edebé
ISBN: 9788468319186
Páginas: 360
Los padres de Rebeca han desaparecido sin dejar rastro y ella ha tenido que ir a vivir con su abuelo, el profesor Balvatin. Se siente desorientada y perdida en la vieja y peculiar casa de este, un anciano distante y frío al que no ve desde que era muy pequeña.  
Rebeca descubrirá pronto que la desaparición de sus padres no es casual y que ella misma está en peligro. Su realidad se desmoronará para transportarla a una realidad oculta, a un secreto milenario que ha estado relacionado con sus ancestros desde el principio de los tiempos, y por el que será perseguida por inesperados y peligrosos enemigos. 
«Mientras haya una sola persona que sueñe, sus sueños podrán germinar y echar brotes en ambos mundos. La imaginación es una gota de sueño que Morfeo dejó en cada uno de nosotros, y que de padres a hijos se va heredando, a veces con más fuerza, a veces con menos. Gracias a ella, lo que una vez estuvo unido podrá volver a estarlo.» (Sinopsis de la editorial)


¡Cuántas veces los niños habrán deseado que lo que soñaban por las noches fuera real! Sería bonito que existieran todos esos elfos, hadas, sirenas, barcos voladores y demás fantasías de los sueños infantiles. Pues Pilar Pascual, en su saga Mundo Sueño, nos cuenta que todo eso existe, pero en un mundo aparte del nuestro. Fue hace mucho tiempo cuando Morfeo, tras una gran lucha contra Abel y los Sinsueño, tuvo que llevar a todos estos seres a un mundo paralelo, exiliados para poder sobrevivir.

Rebeca Balvatin, la protagonista de este libro, se traslada a vivir con su abuelo tras la misteriosa desaparición de sus padres. Es entonces cuando conoce que no es una niña como las demás, que es la portadora de una oniromarca que la hace muy importante, y que corre un gran peligro porque los Sinsueño la están buscando.

Me ha sorprendido mucho y muy positivamente la forma en la que escribe Pilar Pascual, y cómo va desarrollando el personaje de Rebeca según ella va descubriendo de dónde procede. Además, es muy bonita la relación que establece con su abuelo, al principio un anciano arisco que poco a poco se va abriendo a su nieta a medida que sus secretos se van revelando.


En esta novela se van alternando capítulos que se desarrollan en el mundo de la vigilia (el nuestro) con otros en los que conocemos Mundo Sueño. Todo está perfectamente equilibrado para que tanto una parte de la historia como la otra mantengan en todo momento la tensión y nos interesen por igual. Es muy bonito cómo se cuenta que los humanos hemos perdido la capacidad de creer en todos esos seres fantásticos ahora desterrados, porque los malvados Sinsueño nos los han borrado de la mente. Sin embargo queda un resquicio, cuando soñamos, en el que de alguna manera estamos recordando todo aquello que antiguamente convivía con nosotros. Pilar Pascual destaca lo importante que es la imaginación para que las personas sepan pensar por sí mismas y puedan luchar contra los que quieren dominar nuestra mente. 

Debo destacar el cuidado que Edebé ha tenido en la edición de este libro. La saga está publicada en tapa dura y cada uno de los volúmenes es de un color y tiene la cara de un personaje en su portada (en este caso a Rebeca). En el interior, al final, viene también una historia ilustrada sobre uno de los personajes, y todas las ilustraciones las ha hecho Pilar Pascual. El libro está recomendado para niños de unos 10 años, pero yo creo que también puede ser disfrutado por lectores algo mayores, porque además tiene bastante texto para leer. En definitiva, este primer tomo de Mundo Sueño me ha triunfado en casa por su fantasía, y creo que tendremos que conseguir los demás títulos de la serie para seguir a Rebeca en sus aventuras. 











    Éste es el trailer de la saga Mundo Sueño narrado y dibujado por su autora:


Serafina y el bastón maligno, de Robert Beatty

miércoles, 10 de mayo de 2017

Serafina y el bastón maligno
Autor: Robert Beatty
Traductora: Victoria Simó 
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420485256
Páginas: 441
Serafina ha derrotado al hombre de la Capa Negra, pero le esperan nuevos peligros.
Ahora que los habitantes de la casa Biltmore saben de su existencia, deberá apañárselas en el luminoso y vibrante ambiente de la alta sociedad, con sus elegantes y extrañas costumbres. Pero Serafina siente que tampoco pertenece a este mundo.
La llegada de un siniestro visitante presenta una nueva amenaza: un terrible poder se está apoderando de la mansión y del bosque que la rodea. Serafina deberá encontrar el lugar al que pertenece para detener a este poder maligno... antes de que engulla su hogar. (Sinopsis de la editorial)


Serafina no es una niña como las demás. Esto, que Robert Beatty ya nos había dejado claro en el primer libro de la serie, Serafina y la capa negra, está aún más de manifiesto en el segundo volumen de la saga. Serafina es una catamount, mitad humana mitad puma, y tiene unas habilidades que ningún ser humano normal posee. Pero el ser tan especial también hace que a la niña le cueste encontrar su lugar en el mundo: es incapaz de decidir si su destino está en el bosque, con su madre, o en los sótanos de la mansión Biltmore, con su padre.

En Serafina y el bastón maligno una nueva amenaza aparece en la mansión de los Vanderbilt y en el bosque que la rodea. Los animales están inquietos y empiezan a huir, aparecen unas jaulas con montones de animales atrapados, en la mansión se producen sucesos que no tienen explicación,... Robert Beatty sabe cómo construir una historia que atrape a los jóvenes lectores: siempre introduce un elemento sobrenatural y unos cuantos momentos inquietantes repartidos a lo largo del libro, los justos para que al niño no le dé demasiado miedo y quiera seguir leyendo enganchado a las aventuras de Serafina.

Ya había dicho en la reseña del primer libro que Beatty escribe realmente bien, y si tuviera que destacar algo serían sus descripciones. Tanto cuando el argumento se desarrolla en el bosque como si se centra en la mansión, la forma en la que nos lo describe todo hace que nos introduzcamos mucho más en el mundo de Serafina, que no sólo estemos leyendo su historia, sino que nos encontremos a su lado viviendo con ella la aventura.

Tal vez lo que menos me haya gustado de esta novela es que su estructura se parece mucho a la de la primera. Algo misterioso ocurre en el bosque, después algo inquietante ocurre también en la mansión, Serafina acude en busca de la ayuda de su amigo Braeden y tras una intensa lucha ella casi en solitario consigue vencer a las fuerzas malignas. Sin embargo, a pesar de que el desarrollo de la narración se parezca mucho al del primer libro, está todo tan bien contado y la lectura resulta tan agradable y amena que el lector se olvida de esos parecidos.

Robert Beatty
Como siempre Serafina cuenta con la ayuda de Braeden, su gran amigo y sobrino de los Vanderbilt, y en esta historia, entre otros personajes nuevos, encontramos a lady Rowena, una chica de lo más desconcertante que pronto se convirtió en uno de mis personajes favoritos de la serie. Para mí, esta segunda parte ha estado a la altura de la primera. Sigue siendo igual de emocionante y, a pesar de que ya sabemos qué es eso que hace a Serafina tan especial y distinta, aún necesitamos saber cómo va a afrontar su futuro y qué decisiones tomará en ese sentido. 

No dudéis en sugerir a los pequeños lectores que os rodean que lean este libro. Pero tampoco dudéis en leerlo vosotros también: es un libro infantil, sí, pero es también una gran historia. A pesar de que este libro se puede leer independientemente, disfrutaréis mucho más de él si antes habéis leído el primero, Serafina y la capa negra. Aquí tenéis la reseña.











A pesar de que este libro se puede leer independientemente, disfrutaréis mucho más de él si antes habéis leído el primero, Serafina y la capa negra. Aquí tenéis la reseña.



El instante preciso en que los destinos se cruzan, de Angélique Barbérat

martes, 2 de mayo de 2017

El instante preciso en que los destinos se cruzan
Autora: Angélique Barbérat
Traductora: María Enguix Tercero
Editorial: Grijalbo
ISBN: 9788425352799
Páginas: 461


La mañana en que Kyle entró en la habitación de su madre y la halló muerta, su vida dio un vuelco, perdió la inocencia y dejó de creer en la felicidad. Entonces era un niño de apenas cinco años, ahora, dos décadas después, se ha convertido en una popular estrella de rock. Aun así no puede olvidar, los recuerdos pesan demasiado, y ni tan siquiera la música, su gran pasión, consigue satisfacerlo plenamente.
Coryn, casada por conveniencia familiar con un hombre rico, posesivo y violento, también se siente aprisionada en su propia vida. Madre de tres hijos, se ve incapaz de abandonar el infierno doméstico en el que el único credo es «me perteneces».
Pero, en el instante preciso en que los destinos de Kyle y Coryn, dos almas solitarias, se cruzan de forma inesperada, sus vidas no volverán a ser las mismas.
Una conmovedora novela sobre el encuentro de dos almas gemelas, dos jóvenes que se sienten solos en el mundo y están destinados a conocerse, comprenderse y amarse. (Sinopsis de la editorial)



Seguro que alguna vez habéis leído un libro que, aunque desde sus primeras páginas supiérais que no era precisamente bueno, no lo habéis podido soltar hasta el final. Precisamente eso es lo que a mí me ha pasado con esta novela.

El instante preciso en que los destinos se cruzan nos cuenta la historia de dos jóvenes, Kyle y Coryn. Kyle vivió en su infancia el terrible episodio de la muerte de su madre a manos de su padre, y ahora es una estrella de la música. Coryn lleva una vida totalmente infeliz ya que su marido se cree su dueño y la maltrata constantemente. Como veis, los malos tratos son un tema central en esta historia, y además creo que esta parte sí que está bien tratada en el libro (sobre todo en lo que se refiere a Coryn).

Sin embargo, ese instante preciso al que se refiere el título en el que los dos protagonistas se encuentran, es tan forzado y su enamoramiento repentino tan increíble, que yo como lectora ya no me podía creer nada de lo que sucediera a continuación. Además, no me gustaba la idea de que Coryn, para escapar de un hombre como su marido, tan sólo pudiera hacerlo lanzándose a los brazos de otro, por muy bueno y comprensivo que Kyle se nos presentara.

Angélique Barbérat
Lo que hizo que, a pesar de estos grandes fallos, necesitara seguir leyendo hasta llegar al final, fue la forma en la que está escrita la novela. Angélique Barbérat la ha escrito con una prosa muy dinámica; los capítulos son cortos y unos se centran en la figura de Kyle y otros en la de Coryn, y el ir sabiendo progresivamente lo que sucedía con cada personaje y la rapidez con que se lee la novela a pesar de que no es demasiado corta, me hicieron engancharme hasta acabarla. Eso sí, me gustó infinitamente más la historia de Coryn que la de Kyle.

En resumidas cuentas, no es un buen libro pero sí un buen entretenimiento. Y a veces lo que necesitamos es un libro que no nos haga pensar demasiado y que se lea fácil y rápidamente. Si estáis en esa situación, tal vez esta novela sea una buena opción para vosotros.

El palacio de Petko, de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo

jueves, 20 de abril de 2017

El palacio de Petko
Autores: Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
Editorial: HarperCollins
ISBN: 9788491390459
Páginas: 238
2115 no tiene nada que ver con el mundo que conocemos. Los avatares y los humanos conviven como hermanos en Petko: el Nuevo Mundo que surgió tras el desastre de las guerras energéticas. La mayoría de edad se alcanza a los 15 años y a esta edad ya se puede ser guardián. Estamos en un mundo dominado por la tecnología y son posibles los viajes virtuales a cualquier época y lugar.
Los avatares de Jasmena, Mirena y Alfonsina, tres hermanas de 18, 17 y 16 años, han desaparecido. Las policías Ahti-Anne (20 años) y Lydia-Ludmilla (15 años) son las encargadas de encontrarlos, junto al informático Cavey (23). En el curso de esta investigación el equipo formado por Ahti, Lydia y Cavey se da cuenta de que nada es lo que parece y comienzan a cuestionarse el funcionamiento del Sistema KB: el Sistema informático que controla la energía y los suministros de todo Petko. Entre tanto, nadie puede ignorar que la Resistencia es cada vez más fuerte y está poniendo en serio peligro la continuidad del sistema.
Los tres jóvenes se enfrentan a un dilema moral importante según avanzan en el caso: ¿qué es más importante, la libertad de los humanos o su tutela absoluta por parte de un Estado que cubre sus necesidades básicas para no volver a repetir los errores del pasado? (Sinopsis de la editorial)


En Petko, en el año 2115, la única vida que queda en el planeta son los seres humanos. No hay animales, no hay plantas, y no se puede salir a la superficie. Todas las casas están comunicadas por un sistema de túneles subterráneos por los que es muy peligroso circular. Todo está controlado por el sistema KB: la seguridad de la gente está garantizada, pero a cambio nadie tiene libertad para tomar sus propias decisiones. Cada persona tiene su propio avatar, con el que pueden realizar viajes virtuales a otros lugares y épocas, y así vivir en una realidad figurada lo que no pueden vivir en su propia realidad.

Los protagonistas de esta historia son Ahti-Anne, una chica que decide convertirse en guardiana para el sistema KB, Cavey, sobrino nieto del creador del sistema que trabaja como informático, y Lydia, su prima, que no encuentra un aliciente para vivir en un mundo tan claustrofóbico. Los tres juntos deben investigar la desaparición de los avatares de tres hermanas, y durante su investigación conoceremos aspectos ocultos del sistema KB, y también la existencia de una Resistencia que se opone al gobierno actual defendiendo la libertad de las personas.

Lorenzo Silva y Noemí Trujillo han creado en El palacio de Petko una distopía juvenil de lo más entretenida. Yo la leí prácticamente en dos días; los capítulos son cortos y están dedicados alternativamente a cada uno de los protagonistas, que nos cuentan en primera persona lo que les va sucediendo. No soy una experta en distopías y supongo que ésta no será precisamente de las más originales, pero a mí el mundo de Petko consiguió interesarme enormemente y necesitaba continuar leyendo para conocer más sobre él.

Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
Como digo, la novela me gustó mucho pero tampoco es perfecta. Uno de sus puntos débiles es el romance entre Ahti y Cavey: además de que creo que no aporta nada a la historia, no está bien explicado. Desde el principio del libro sabemos que ambos están enamorados, pero no nos enteramos de cómo ni por qué, viviendo tan distantes y sin conocerse, habían establecido una relación. Y el otro problema del libro ha sido para mí su final. Durante toda la lectura intuía que El palacio de Petko iba a tener una segunda parte, ya que la trama se enredaba cada vez más e iba quedando poco espacio para resolver las situaciones. Pues bien, cuando quedan unas pocas páginas todo se soluciona de una manera bastante precipitada, y creo que el libro merecía un poco más de extensión y un final más trabajado.

Aún así, El palacio de Petko ha sido una lectura muy agradable, y me parece muy adecuada para el público juvenil: fácil de leer, entretenida y con aspectos que dan bastante que pensar sobre nuestra situación actual y nuestro futuro. No sé si estará planeada una continuación, pero si es así me haré con ella porque hay muchas cosas sobre Petko que no han quedado del todo explicadas y sobre las que me gustaría saber más. Como curiosidad, os diré que ese Palacio de Petko del futuro es el Palacio de Cristal del Retiro en Madrid, un detalle que me ha encantado. Fijaos en la portada.

Palacio de Cristal


Costanza del silencio, de Mario Barra Jover

lunes, 17 de abril de 2017

Costanza del silencio
Autor: Mario Barra Jover
Editorial: Dauro
ISBN: 9788416340569
Páginas: 606


"Éramos sólo nuestro nombre de pila y el del instrumento. Yo era Costanza de la sopranino. Ese era mi nombre y mi vida. Ahora soy 
(…...) Costanza del silencio". 
Venecia. Principios del XVIII. Jóvenes virtuosas de la música, ocultas tras las rejas de un orfelinato, se convierten en la anónima atracción musical de la época al servicio de los grandes Maestros. Esta es la historia de Costanza, flautista de talento abandonada a su suerte por Vivaldi. (Sinopsis de la editorial)

En el siglo XVIII el Ospedale della Pietá, en Venecia, era una institución donde se recogía a niñas huérfanas o abandonadas a las que se les daba una educación musical. Las más dotadas para la música pasaban a formar parte de la orquesta del Ospedale. Antonio Vivaldi comenzó a trabajar en La Pietá desde su juventud como maestro de música y compositor. Y allí sitúa Mario Barra Jover a Costanza, la protagonista de esta novela.

Costanza es una flautista a la que seguiremos a lo largo de un período concreto de su vida, pero no de una manera lineal, sino que cada capítulo nos sitúa en diferentes momentos: su estancia en el Ospedale, su matrimonio con un barón o su relación ilícita con Tartini se van entrelazando de forma que los lectores podamos componer el puzle de su vida.

Me ha gustado mucho cómo está reflejado el papel que la mujer tenía en el siglo XVIII, especialmente en cuanto al ambiente musical. Mario Barra nos explica con su novela que las chicas de la Pietá eran excelentes instrumentistas, seguramente de lo mejor de Italia, pero siempre tocaban anónimamente en una tribuna tras un enrejado. Cuando crecían, estas mujeres no tenían muchas opciones. Podían entrar en un convento, quedarse como maestras de música en el Ospedale o, con mucha suerte, salir casadas. Eso sí, una vez fuera de la institución, incluso tenían que firmar un documento comprometiéndose a que nunca más tocarían música en público. Es por ello que las mujeres no podían alcanzar una mínima notoriedad en un mundo, el musical, totalmente regido por hombres.

El Ospedale della Pietá
La historia de Costanza es la de una flautista que alcanza una cierta notoriedad cuando Vivaldi la elige para ser la solista de alguno de sus conciertos, pasando además de tocar la flauta sopranino a experimentar con un instrumento muy nuevo en aquella época: la flauta travesera, para la que Vivaldi escribió estos conciertos. Además de Vivaldi también aparecen por las páginas de la novela otros músicos, como Tartini, que se convierte en el amante de Costanza, o Bach, de quien la protagonista descubre su música y queda cautivada.

La vida de Costanza nos hace pensar cuán desesperanzador era el futuro de una mujer en el siglo XVIII; aun siendo una instrumentista de gran nivel, el mayor logro que Costanza podía conseguir era casarse con un barón  checo a quien apenas conocía para poder salir del Ospedale, pero condenándose así a no volver a tocar la flauta nunca más, a ser, como ella misma decía, "Costanza del silencio".

¿Qué fallos le veo al libro? Pues lo único que podría decir es que he tardado bastante en leerlo porque el autor emplea un lenguaje muy rico pero por momentos incluso rebuscado, y esto, unido a que los párrafos son larguísimos (hubiera agradecido unos cuantos puntos y aparte más) me hacían la lectura un poco lenta. Además, creo que con unas cuantas páginas menos la historia hubiera funcionado mejor. Recuerdo por ejemplo un capítulo en el que Madame de Martigues, la artífice del matrimonio de Costanza, habla con sus amigos entre los que se encuentran Diderot o Marivaux. Sí, es un capítulo muy denso y filosófico, pero a mí no me aportó nada y me frenó mucho de cara al final de la historia, aunque luego todo volvió a coger ritmo.

A pesar de esto, Costanza del silencio merece muchísimo la pena. Ha sido una historia que me ha tenido en vilo, me ha angustiado porque la protagonista no encontraba su lugar ni dentro ni fuera del Ospedale, y en definitiva me ha entretenido mucho. A todo ello se añade el papel protagonista que la música tiene en la trama, con lo que para mí esta novela ha sido una muy buena experiencia. 



Como muestra de lo que Costanza tocaría en el Ospedale della Pietá, éste es uno de los conciertos para flauta compuestos por Vivaldi, en este caso interpretado por Sir James Galway.


Santa Template by Mery's Notebook © 2014