Cuando yo tenía cinco años, me maté, de Howard Buten

sábado, 8 de febrero de 2014

Cuando yo tenía cinco años, me maté
Autor: Howard Buten
Editorial: Blackie Books
ISBN: 9788494167645
Páginas: 190
Sinopsis
Burt sólo tiene ocho años, pero su pequeño corazón ya ha conocido grandes sentimientos. Demasiado grandes. Demasiado fuertes. Ahora vive recluido en un Centro de Internamiento Infantil por lo que le hizo a Jessica.

Solo, contra la estupidez de los adultos que convierten sus sueños en síntomas clínicos y su amor en un delito. Solo, en una fortaleza de silencio. ¿Quién lo sacará de allí? Pura emoción, en una prosa maravillosamente conseguida.(Argumento editorial)

Reseña de Mustis

¿Qué esperar de un libro titulado Cuando yo tenía cinco años, me maté? Eso me preguntaba antes de empezar a leerlo, porque no tenía nada claro qué me iba a encontrar. Pues bien, después de haberlo terminado, puedo afirmar que no me lo imaginaba así, y que me ha sorprendido y angustiado a partes iguales.

El título del libro se debe a una anécdota sucedida cuando el protagonista, Burt, tenía cinco años. Esta anécdota nos la cuenta el propio Burt en el primer capítulo e, inmediatamente, pasamos a conocer a un Burt de ocho años recluido en un centro de internamiento infantil. Sabemos que está en este centro porque le ha hecho algo horrible a su amiga Jessica, pero no es hasta el final del libro cuando sabremos qué es lo que le ha pasado.

Si por algo me he visto sorprendida es por el propio Burt. Cuando sabes que el protagonista de una novela es un niño, y que él mismo narra la historia, te esperas una criatura dulce, imaginativa, simpática... Y sí, Burt es todo esto. Pero también tiene un lado oscuro, muy desasosegante, diría yo; podemos adivinar que es un niño con problemas, pero ni siquiera sabemos exactamente qué le pasa.

Como todo está contado desde la visión de Burt, cuando se nos quieren dar datos a los que él no tiene por qué tener acceso ni entender, Howard Buten utiliza el recurso de los informes psicológicos que el niño encuentra y lee a la vez que nosotros. Así, una visión adulta y profesional se incorpora al libro para que podamos comprender un poco más esta extraña mente infantil.

Durante su estancia en el centro, Burt nos relata tanto lo que le sucede en él como historias de su pasado con su familia o en el colegio. En todas las reacciones de Burt podemos apreciar que no es un niño normal, que tiene algún tipo de problema psicológico que yo, por lo menos, no acababa de comprender. Cuando al final se nos cuenta lo que pasó con Jessica, ese hecho que provocó el internamiento de Burt, el libro se acaba repentinamente dejándonos con un amargo sabor de boca y sin que sepamos qué va a pasar con él, si seguirá internado, si conseguirá superar sus problemas...

Howard Buten

Hace unos días que acabé el libro y aún soy incapaz de decidir si me ha gustado o no. Sí que reconozco que está muy bien escrito, que Buten es capaz de entrar completamente en la mente de un niño como Burt, seguramente gracias a que él mismo es psicólogo en un centro especializado en autismo. Pero si algo me ha producido a mi es desasosiego y angustia. Hasta después de acabarlo seguía dándole vueltas en mi cabeza, porque Burt es un personaje difícil, a quien puedes llegar a querer pero no a comprender.

En definitiva, Cuando yo tenía cinco años, me maté es un buen libro, recomendable, sí, pero teniendo en cuenta que os removerá por dentro y que quizás sería necesario buscar un momento propicio para su lectura en el que no estéis especialmente negativos.

Esta reseña ha sido publicada anteriormente en la web Anika entre libros

8 comentarios:

  1. Pues sí, habra que elegir bien el momento para leer este libro. Pero la verdad es que me atrae.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Necesito decirlo. El autor en esa foto me da miedo xD
    No me llama el libro realmente D:

    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja, no me extraña, Cris! Lo sorprendente es que no encontré una foto mejor, ya ves. ;-)

      Eliminar
  3. Lo tengo, lo tengo. Ahí, mirándome (inquieta un poco). Cuando un libro te deja esa sensación de si te ha gustado o no, hay que darle mérito, porque al menos no te ha dejado indiferente. Algo tendrá ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me llama la atención que a todos los que habéis leído este libro os deje reflexionando durante algunos días. La portada y el título son llamativos a más no poder pero el argumento no termina de convencerme por más reseñas que lea.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La foto del autor acojona que no veas! jajajaja
    El libro lo tengo pendiente, me llamó mucho la atención cuando lo vi =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Pues me atrae mucho. NO creo que tarde en leerlo.

    Bs.

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014