La mujer es una isla, de Auður Ava Ólafsdóttir

jueves, 7 de noviembre de 2013


La mujer es una isla
Autora: Auður Ava Ólafsdóttir
Editorial: Punto de lectura
ISBN: 9788466327473
Páginas: 316
Sinopsis:
La protagonista de esta pequeña gran historia es una mujer de treinta y tres años cuyo marido acaba de pedirle el divorcio. Decidida a dar un giro radical en su vida, y tras la profecía de una médium que le asegura que en una distancia de 300 kilómetros ganará la lotería y conocerá a tres hombres -uno de los cuales será el amor de su vida-, emprende un viaje siguiendo la ruta que rodea Islandia. No irá sola: Tumi, el hijo de una amiga en apuros, dos muñecos de peluche, y una caja de libros y de cedés la acompañarán en el camino. (Sinopsis de la editorial)


Reseña de Mustis:

La mujer es una isla es una novela difícil de clasificar. Si tuviera que definirla con un solo adjetivo, éste sería "pausada". Y sin embargo, si pienso detenidamente todo lo que pasa en ella, veo que de pausada tiene lo justo: A la protagonista la deja su marido para irse con otra chica más joven y embarazada; su mejor amiga ingresa en el hospital por un embarazo de riesgo de gemelos, dejándole a su cargo a su niño pequeño que es sordo; le toca la lotería; se recorre media Islandia en coche,... ¿Por qué, entonces, esta sensación de lentitud? Quizás porque la autora va pasando un poco por encima de cada acontecimiento, sin darle más importancia ni resaltar más uno sobre otro, de forma que todo se va encadenando sin que nos demos cuenta y va fluyendo sin pausa pero sin prisa.

Se trata, sin embargo, de una lectura ligera, en gran medida porque el libro se estructura en capítulos cortos que le dan más agilidad a la narración.

El título La mujer es una isla nos dice mucho de lo que nos vamos a encontrar. La protagonista es una persona muy cerrada en sí misma, a la que se le da bastante mal el trato con los demás, en especial con los hombres. Tiene mucha relación con esto el que en ningún momento conozcamos su nombre, cerrándose también un poco hacia los lectores aunque nos esté contando la historia en primera persona. A pesar de que posee un amplio dominio de las palabras (trabaja traduciendo textos a un montón de idiomas), no es buena en el cara a cara con la gente. Esto le sucede incluso con su marido, que llega a reprocharle que hay un 75 por ciento de ella que ni siquiera conoce.

Auður Ava Ólafsdóttir

De vez en cuando, en ciertos capítulos, aparecen en letra cursiva pasajes en los que nos cuenta retazos de su vida cuando era niña. Nos podemos imaginar ciertas cosas que le ocurrieron, pero no llegamos a saberlo a ciencia cierta, porque conocemos su pasado muy poco a poco, con cuentagotas, como si también en esto le costase abrirse a nosotros. Todo esto hace que veamos a la protagonista desde una cierta distancia, sin que nos identifiquemos demasiado con ella, lo cual creo que es el propósito del libro.

Ring road islandesa
A la sensación de aislamiento de la mujer se añade la que nos da un país, Islandia, del que se nos dice que la única carretera principal es la circular que bordea toda la costa. Esta carretera es la que ella recorre en coche, en la mitad de su extensión, con una meteorología y en unas condiciones que nos resultan, cuanto menos, claustrofóbicas.

Lo que más me ha gustado del libro es la relación de la mujer con Tumi, ese niño que a pesar de ser sordo es el que hace que ella se abra un poco, y despierta en cierto sentido su instinto de maternidad. Me llama la atención cómo alguien que domina tantos idiomas logra tener una preciosa relación con el pequeño construyendo las palabras con el cuerpo, sin voz.

La mujer es una isla es, pues, un libro peculiar, que tal vez no sea capaz de entusiasmarnos pero que tampoco nos dejará indiferentes. Lo que sí es seguro es que nos hará reflexionar y nos dará una visión bastante peculiar de la naturaleza femenina.

 Agradecemos a Punto de lectura el envío de este ejemplar


13 comentarios:

  1. Hola

    Vengo a conoceros de parte de vuestro padrino así que me quedo por aquí como seguidora y os invito a que paséis por el mí. Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Albanta, has sido la primera! Nos vamos a ver tu blog. ;-)

      Eliminar
  2. Yo también vengo desde vuestro padrino para quedarme y comentar!!besotes y buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Susi! Nosotras también te seguimos. Un beso.

      Eliminar
  3. Vengo de parte de Pedro..¡¡bienvenida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Marisa! Esperamos que te guste nuestro blog. Nosotras ya nos hemos pasado por el tuyo. ;-)

      Eliminar
  4. Os felicito por el blog y por el buen padrino bloguero que tenéis, toda una eminencia en estas lides. Sobre Islandia no leí nada. Tengo pendiente Rosa candida. Una genial idea el tema de las reseñas enfrentadas. Por aquí me veréis pasar para ver qué se cuece por estos pagos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita, Francisco. Por aquí también tenemos pendiente Rosa cándida. Nos alegra que te gusten nuestras reseñas enfrentadas; quédate por aquí, que habrá muchas más. Un saludo.

      Eliminar
  5. Acabo de descubrir vuestro blog y he decidido quedarme por aquí que me gusta lo que hay y lo que reseñáis :)

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Ali! Esperamos que sigas consultando nuestras reseñas. Nosotras ya nos hemos pasado por tu blog, y también nos quedamos. Un beso.

      Eliminar
  6. Acabo de descubrir vuestro blog gracias al fantástico padrino que tenéis y por aquí me quedo, que me ha gustado vuestro rincón. Y sobre este libro, me tienta, pero por lo que leo en vuestra reseña, mejor ir sin demasiadas expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que tenemos un padrino genial, Margari? Y en cuanto al libro, léetelo si te tienta, no es una mala lectura. ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014