Todos los cuentos, de Gabriel García Márquez (I)

jueves, 13 de marzo de 2014


Todos los cuentos
Autor: Gabriel García Márquez
Editorial: DeBolsillo
ISBN: 9788490322765
Páginas: 520


Sinopsis
Este volumen reúne todos los cuentos del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. El lector encontrará sus relatos tempranos recogidos bajo el título Ojos de perro azul; los correspondientes a su madurez, del libro de cuentos Los funerales de la Mamá Grande, así como La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada. Los relatos más recientes, Doce cuentos peregrinos, trasladan el escenario a Europa para hablarnos de la suerte de los latinoamericanos emigrados, de su melancolía y su tenacidad.



Reseña de Rustis

Reconozco que me ha costado mucho preparar esta reseña. Leer a García Márquez no es sencillo nunca, porque la riqueza de sus textos es tan enorme, que se suceden ingentes cantidades de pensamientos, anotaciones, intertextualidades y retos filológicos casi inabarcables. Sujetar todo ese magma en el espacio más o menos breve de una reseña, ya de por sí es complicado.
A ello se suma que yo soy la cabeza pensante de esta semana homenaje al Premio Nobel colombiano, y aunque este blog que mantengo junto a mi hermana es un hobby, al final la responsabilidad pesa, sobre todo si te planteas homenajear a tu autor de cabecera; en este caso a ese ser literario que ha tenido la capacidad insospechada de atraparme con todo lo que ha caído en mis manos que haya sido escrito por él. Como todos, García Márquez ha tenido sus subidas y bajadas en la escritura, y no siempre ha seguido una línea regular de calidad, pero más allá de estos parámetros, existe el gusto del lector, y por suerte o por desgracia, a mí en esta vida me ha tocado ser demencialmente enamorada de toda su escritura.

Gabriel García Márquez


Así que aquí estoy, como le he dicho a Mustis, “metida en un jardín importante”. Porque sólo a mí se me ocurre pretender reseñar todos los cuentos, así en bloque, de mi escritor favorito. Esto tenía que reventar por algún sitio, estaba claro, y ha reventado por la línea de la extensión. Así que, o bien os “deleitaba” con una reseña inmensa e inabarcable que os aburriera ad infinitum, o recortaba la cosa y repartía mis impulsos críticos en partes, para no abusar. Con todo, he decidido finalmente subdividir esta reseña en tres, considerando además que la partición guarda cierta lógica en cuanto a las fases más o menos evidentes de la escritura breve de Gabo. Este primer episodio se centrará, por tanto, en su primer libro de cuentos: Ojos de perro azul.

El volumen de cuentos de García Márquez que he tenido estos meses entre manos fue editado por el sello Penguin Random House, en su editorial Debolsillo, en junio de 2013. Tardé un día y medio en hacerme con él, habida cuenta de que era una forma económica, y en un formato de fácil lectura y manejo, de tener delante todos los relatos del autor. En total, recoge cuatro obras que guardan el maravilloso misterio de relatar no solamente lo que entre las páginas sucede. Esta colección narra, además, la historia literaria de su autor, puesto que leídos uno tras otro, cada uno de los cuentos muestra las fases narrativas, las evoluciones, las distintas estéticas de Gabo, e incluso sus irregularidades como escritor.

El primero de los libros es Ojos de perro azul, título enormemente sugerente que se corresponde, además, con el de uno de los relatos. Recoge los primeros cuentos, una etapa inicial que se gestó entre finales de los años 40 y principios de los 50. Se dice pronto, y parece mentira que desde tanto tiempo atrás estemos disfrutando de la obra de García Márquez.
Advierto especialmente de que estos relatos no son sencillos de leer, y mi sugerencia primera es que, aquellos que nunca han tenido el gusto de acercarse a la obra de Márquez, no comiencen en ningún caso por aquí, y contravengan completamente el orden cronológico.
Estos primeros cuentos son difíciles porque juegan fundamentalmente con el simbolismo, con la captación de sensaciones y la expresión densa y pura del miedo, la muerte, la oscuridad, el “yo”. Creo que “densidad” es la palabra que mejor puede describirlos. Aparentemente hay ausencia de trama, aunque por supuesto sí que se cuenta alguna historia en cada uno de ellos; sin embargo, en la mayoría, no interesa la acción en sí, sino la captación de imágenes en forma de sentimientos, de forma que está ausente toda explicación contextual: no conocemos los nombres de los personajes, su situación geográfica, el tiempo en que discurre la historia. Ningún dato más allá de ese relato intenso, breve, casi mágico a veces, de las sensaciones internas de los protagonistas.


Considero que el simbolismo es la estética que más se ajusta a estos primeros relatos, aunque un simbolismo muy trabajado, nada de simplezas que lo hagan cercano, como indicaba antes, a cualquier lector. De ahí se avanza hacia el terreno de la fantasía con facilidad, y es a ese subgénero al que, personalmente, diría que pertenecen estos cuentos.
En ellos se habla especialmente de la muerte, y en numerosos casos podemos vivir junto a los personajes las sensaciones provocadas por el paso a la no-existencia. Las frases a veces son lacónicas, en otras ocasiones más elaboradas, pero siempre guardan fielmente la expresión precisa del sentimiento que evocan. Nos angustiamos junto a los personajes, padecemos con ellos, compartimos tan vívidamente esas pequeñas historias que, a veces, la lectura continua de varios relatos resulta sofocante. Muy simbólico es también el uso del recurso del espejo, por ejemplo, para jugar a la oposición entre el “yo” y “el otro”; la vida y la muerte; lo que somos y lo que vemos reflejado frente a nosotros. En suma, crisis de identidad de los personajes, cuya vida aparece difuminada y asimilada en una atmósfera fantasmal y onírica.

Todo queda brillantemente recogido y expuesto en el relato que da título al volumen: una pareja se encuentra todas las noches en el mundo de los sueños, y solamente se reconocen cuando él pronuncia las palabras “Ojos de perro azul”. Noche tras noche, angustiosamente, deciden recordar esas palabras y buscarse al despertar, pero no lo logran. Agónico, magistral estudio acerca de las fronteras entre la realidad y el sueño, entre la vida y la “no-vida”, reflejo en sí mismo de la vida frente a la muerte.

Relatos difíciles de captar en una sola lectura, pero extremadamente ricos en matices. Un escritor, por tanto, que ya manejaba con soltura el lenguaje, aunque aún quedaría lejos el tan afamado “realismo mágico”. Pero este último, lectores, ya sabéis... en próximos episodios.

6 comentarios:

  1. Tengo fichada esa edición de Todos los cuentos desde hace un par de meses. Además, a pesar de haber leído varias de sus novelas, no he prestado mucha atención a los relatos y cuentos.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Me he estrenado con el autor hace muy poquito, pero ya tengo en mente leer alguna otra obra suya muy pronto.
    Me he apuntado sus cuentos, Ojos de perro azul me ha llamado la atención.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Todavía no he leído ninguno de los cuentos de García Márquez y mira que es un autor que me gusta. Con este libro tengo que hacerme pronto y disfrutarlos ya de una vez.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Qué susto! Que pensé que ibas a reseñar TODOS los cuentos a la vez!! Ya veo que irás uno a uno ¿no?. He leído mucho a Gabo, Ojos de perro azul incluidos, pero quizás debiera releer porque muchos de sus relatos los leí con poca cabeza (aunque los disfruté). Quizás estos cuentos sea una forma de retomarlo, así en plan poco a poco.

    Gracias. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Para leer a pocos y con intensidad, para no perder detalle... Buena recomendación!
    Besines,

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014